¿Medio lleno o medio vacío? La diferencia entre la vida y la muerte

Caes desde una altura de 3 metros y das con la frente en barras de hierro forjado dentro de un contentor.

No importa que sea el día en que pusiste la renuncia de esa empresa explotadora: se abre una hendidura en tu frente, comienzas a sangrar. Sangras tanto, que piensas que vas a morir.

Llega una ambulancia. Le pides a los compañeros de la fábrica que llamen a tu hijo.

En el silencio, te pasa la vida por delante.

Los paramédicos te hacen preguntas: “¿Cómo te llamas?”, “¿Qué día es hoy?”, “¿Cuántos años tienes?”

En la medida que estás respondiendo, te das cuenta: no vas a morir. Tu cerebro está funcionando.

Esperas en urgencia. Te cosen la frente. Te hacen radiografías, y te mandan a un hospital especializado.

Te hacen un tac. Y otro. Y otro. Tienes una fractura en el cráneo, pero todos tus sentidos están bien: tu cerebro, tus oidos, tu vista. Todo está en orden.

Te visitan amigos y familiares. Echan chistes. Te ríes. Estás vivo.

Pocos días después, baja la hinchazón. Te operan las fracturas maxilofaciales. Estás hinchado otra vez. Pero contento, porque estás vivo. Tuviste suerte de no morir. De estar en un país desarrollado. De ser atendido rapidamente. De tener familia.

Es lo que le pasó a mi padre de 62 años: el pasado viernes a las 20h30, después de una jornada de trabajo de casi 12 horas. A pocas horas, también, de haber enviado la carta de renuncia. Pero él sólo ve el vaso medio lleno. Y eso, estoy seguro, es lo que ha hecho que todo esto pase más rápido.

Pá, si algún día ves esto: te quiero. Y ¡qué susto!

Foto CC de baileysjunk

4 thoughts on “¿Medio lleno o medio vacío? La diferencia entre la vida y la muerte

  1. Hay un libro que leí sobre teorias entre somatizaciones entre las cuales están los accidentes. Leí que grán parte de los accidentes son por culpa inconsciente, una manera de “auto-castigarse”.

    Publico esto con el mayor de los respetos, solo que creo que viene al caso ya que la cercanía entre lo del trabajo y el accidente es sorprendentemente grande.

    ¿Que reflexión te deja a tí el accidente de tu padre? Relataste el punto de vista de él, pero no expresaste lo que vez tú.

  2. Todo depende del cristal con que se mire, así es…

    Todos tenemos una historia que contar y sin duda, verla con optimismo la hace verdaderamente especial.

    Gracias a Dios y a los buenos oficios de los médicos y del Sistema de Salud que poseen todo salió bien, le deseo una pronta y buena recuperación.

    Un abrazo para Uds., que ese todo ese susto se convierta en puro amor.

    Sr. Denis, si tiene a bien publicar el nombre del libro, o algún link para buscarlo, mucho se lo agradecería, me interesa el tema

    Saludos,
    Fabby

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *