Los hábitos: fórmula para el éxito (en cualquier área de tu vida)

El éxito radica en muchos detalles. Pero ninguno de esos es detalles es “suerte”. Tampoco es dinero. El éxito tiene su base en cada pequeña cosa que hacemos: levantarnos temprano o no, pasar horas viendo facebook o escribir todos los días. Si las palabras fueran una familia, “éxito” debería ser la hija de “hábito”.

Muchas personas me preguntan: ¿cómo puedo atender a mi familia, mis guías de viaje, mi startup y tener tiempo para escribir en el blog? Y la verdad es que esto lo he conseguido a punta de hábitos.

Cada cosa que he querido lograr ha sido posible gracias a tener la voluntad de crearme una rutina de hábitos.

Y no se trata sólo de crear hábitos nuevos, sino también de reemplazar aquellos que no me ayudan a lograr mis metas.

Te pongo un ejemplo: si quieres adelgazar, no puedes seguir comiendo pan todas las mañanas. Entonces reemplazas el hábito de comer pan por el de tomar un batido rico en vitaminas y proteínas.

O quieres dejar procrastinar en las redes sociales durante determinadas horas, entonces ocupas esas horas leyendo o escribiendo.

La idea es reemplazar los hábitos que están arraigados y no nos dejan avanzar, por unos nuevos que nos lleven a ser productivos.

La vuelta de tuerca de 21 días

Un reconocido autor y cirujano plástico llamado Maxwell Maltz afirma en su teoría de la Psicocibernética que un hábito se crea en 21 días, así que ese es el tiempo que necesitas para crear nuevas (y mejores) rutinas. Si logras ser constante por 21 días, podrás serlo mucho más tiempo.

¿Y qué hacer si te das cuenta que no ha mejorado tu productividad? sencillo: hay un hábito que no está funcionando y que debes cambiar.

Distintos hábitos para distintas ocasiones

En mi caso, mis hábitos cambian con respecto a situaciones particulares. Por ejemplo: la estación del año. En invierno, por ejemplo, me levanto más tarde porque estoy más a gusto entre las mantas, mientras que en verano procuro estar despierto entre 5 y 6, horas en las que soy más productivo.

Puede que tú rindas más en tu trabajo en las mañanas que en las tardes, entonces debes enfocar tu energía en mejorar tu rutina de las primeras horas para sacarles más provecho.

Recuerda que la productividad no se basa en hacer muchas cosas al mismo tiempo, sino en priorizar las cosas que realmente harán la diferencia y crear hábitos para esas prioridades.

Por supuesto que no soy perfecto, y no siempre logro alcanzar todas las metas que deseo, pero debo decir que estos “fracasos” me han ayudado a mejorar mis técnicas para alcanzar mis siguientes metas. Lo importante es no desistir y seguir trabajando en alcanzar el éxito.

6 thoughts on “Los hábitos: fórmula para el éxito (en cualquier área de tu vida)

  1. Descubro tu blog que me parece dar excelentes consejos.
    Pasé muchos años sin querer entender que el hábito construye el éxito. Las primeras horas son “horas de oro” para quien quiere ser productivo y alcanzar sus metas, no hay que gastarlas con tareas “anecdóticas” de poco valor.
    Si puedo añadir algo, pienso también que hay que determinar el tiempo en él que debemos cumplir una tarea para que la tarea no te “comas” un tiempo innecesario.

    Saludos desde Francia 🙂

    1. Buen día Emma, muchas gracias por tu aportación =)

      Es cierto, es bueno tener un límite de tiempo para algunas cosas, así respondemos positivamente a la ley de Parkinson: “El trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine”.

      Un abrazo Emmanuele, y ¡gracias por participar!

  2. Me voy a apuntar eso de sustituir activamente unos hábitos por otros.

    Has probado habitforge para ayudar en el proceso de los 21 días? Es la pera.

    Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *